Select language

Licencia Creative Commons
Acción Motriz · Tu revista científica digital · ISSN: 1989-2837.
EDITA: Asociación Científico Cultural en Actividad Física y Deporte (ACCAFIDE).
C/ León y Castillo, 26-28, 3º. 35004. Las Palmas de Gran Canaria (España).
Revista nº26 · Periodicidad semestral / Enero / Junio / 2021

Editorial nº25 · Julio / Diciembre / 2020

Volver
¿CUÁL POLÍTICA PÚBLICA EN ACTIVIDAD FÍSICA, EDUCACIÓN FÍSICA, DEPORTE, RECREACIÓN, OCIO Y TIEMPO LIBRE, EN TIEMPOS DE COVID-19?
WHAT PUBLIC POLICY IN PHYSICAL ACTIVITY, PHYSICAL EDUCATION, SPORTS, RECREATION, LEISURE AND FREE TIME, IN COVID-19 TIMES?
Eloy Altuve · Universidad de Maracaibo
Se ha ratificado con la pandemia del COVID 19, que en las crisis se asoman lo peor y mejor del ser humano, lo más virtuoso y lo más ruin, miserable. Desde las legiones del personal sanitario, funcionarios públicos y privados que están en la primera línea de tratamiento, contención y las anónimas personas comunes-corrientes cultivando la solidaridad con quienes más lo necesitan a costa de su propia seguridad, hasta el pillaje y rapiña por equipos e insumos de protección y tratamiento practicados abiertamente por la dirigencia de algunos países de, y el perverso y aberrante dilema planteado por las élites políticas y económicas mundiales de escoger entre proteger la vida prolongando la cuarentena o reactivar la economía volviendo a la normalidad. Resulta ofensivo a la condición humana darle primacía a la economía sobre la vida argumentando que se ha detenido el aparato productivo, crecido el desempleo, etc., teniendo en cuenta que al 18-03-2020 existen 2.095 mil millonarios, tienen en términos brutos un patrimonio de 8 billones US$1. Bastaría que donaran 1% (80.000.000.000US$) para proteger la economía y seguir salvaguardando la vida humana con la cuarentena y enfrentando el Covid 19.
Frente a la pretensión de reducirnos a una condición operativa-instrumental, es pertinente reivindicar la contribución de la Actividad Física (AF), Educación Física (EF), Deporte (D), Recreación (R), Ocio (O) y Tiempo Libre (TL), en sacar, manifestar y socializar lo mejor de las personas.
Resulta de plena vigencia discutir sobre las políticas públicas (internacionales, nacional, regional, local) en AF, EF, D, R, O y TL. Si se parte de que un Estado democrático debe garantizar el bien común en cualquier circunstancia, en estos difíciles y complejos momentos es imperativo hacer una revisión sobre lo que ha sido dicha política pública, analizarla, evaluar y proponer elementos para su construcción colectiva y al servicio de la totalidad de ciudadanos y ciudadanas, situada en el marco de la pandemia vivida. Al respecto nos parece decisivo tener en cuenta que:
I.- La Actividad Física Escolar es fundamental centrarla en la recuperación y cultivo de su dimensión educativa. En ese sentido se propone2: a) Construir democrática y colectivamente la clase de EF, donde el ejercicio físico es un medio para la formación integral, crecimiento personal, realización individual y colectiva. b) Incorporar la AF a la cotidianidad de la dinámica escolar, convirtiéndola en un elemento regular, ordinario y fundamental, partiendo de que la escuela y/o liceo descubran -teórica y prácticamente- su valor e importancia productiva, formativa y placentera. c) El centro educativo desde la EF convoca a la participación democrática- participativa de docentes y demás integrantes del personal, representantes y demás miembros de la comunidad, en actividades recreativas familiares realizadas regularmente. d) Incorporación del juego autóctono, indígena, popular, tradicional, de la calle, etc., a la EF por su dimensión formativa integral y por su amplia y diversa significación social, histórica y cultural3. e) La EF se articula con el modelo deportivo nacional, contribuyendo con la detección de talentos. f) Cultivar la relación EF-proyecto del centro educativo, partiendo de entender y asumir que la EF es un elemento: fundamental en el proceso de formación integral a cultivarse en la educación, que alimenta y se alimenta de las demás áreas del Currículum; constitutivo importante del proyecto al cual enriquece, al mismo tiempo que se enriquece de él.
II.- La recreación, el ocio y el tiempo libre son escenarios sociales, actividades, procesos, cuyo objetivo -independientemente de que se compita o no- es el cultivo de la amistad solidaria y compartir placenteramente con amigos y amigas, celebrar la vida, formación integral, prevención de la salud, etc. 4. En esa dirección y teniendo como referencia las caimaneras o juegos de amigos y amigas de fin de semana, puede ser útil dotar a las acciones concretas de5: a) Carácter sencillo y autogestionario de su organización. b) La vestimenta, materiales de juego, infraestructura, logística y reglamentación, es la mínima indispensable, barata y muy sencilla. c) La premiación más importante es alcanzar o avanzar hacia el objetivo definido, concluyendo con una fiesta, celebración o gran encuentro para compartir. Independientemente del resultado todos los participantes son ganadores y deben ser reconocidos y premiados de la misma manera, lo más importante es su participación y el gusto que tuvo en hacerla junto a los demás.
III.- Cultivar, recolectar y sistematizar prácticas alternativas desde los movimientos y organizaciones sociales (populares, de la sociedad, civil, etc.), de la gente, para enriquecer la AF, EF, D, R, O y TL con experiencias corporales mucho más humanas
IV.- Es imperativo en los actuales momentos colocar en el tapete del estudio y la discusión de las políticas públicas en AF, EF, D, R, O y TL, la orientación y direccionalidad del presupuesto6.
Lo definitorio o columna vertebral de una política pública es el PRESUPUESTO, su orientación y direccionalidad. Tal y como lo definió César Prieto Oberto, nuestro gran amigo, estupenda persona y militante de la esperanza, luchador de toda la vida por un mundo mejor, que ya cambió de paisaje pero su legado sigue vigente:
“el programa de gastos, plan de acción político y administrativo, expresado en términos financieros, de que se vale una organización para llevar a cabo su acción de gobierno. El presupuesto es el instrumento económico de que se vale la Planificación para alcanzar sus metas físicas: actividades, obras o servicios. En efecto, el presupuesto es un verdadero plan de acción político y administrativo. Los egresos previstos señalan las metas que aquél se propone alcanzar. Allí están sus prioridades. La asignación de recursos también está allí. Ellos reflejan con fidelidad, más que cualquier retórica, la orientación ideológica del gobierno. La ideología dice lo qué hay que hacer y para quién hay qué hacer desde el poder, y estas determinaciones se concretan, de manera importante, en el presupuesto del Estado. Por tanto, él es la expresión fidedigna de la orientación ideológica del gobierno” (Prieto, 2007: 201).
Tenerlo en cuenta nos lleva necesariamente a debatir públicamente y proponer en la política pública en AF, EF, D, R, O y TL, que el presupuesto debe ser orientado, dirigido y concentrado sus volúmenes mayores en proyectos y programas que beneficien a la mayoría de la población.
Se ha ratificado con la pandemia del COVID 19, que en las crisis se asoman lo peor y mejor del ser humano, lo más virtuoso y lo más ruin, miserable. Desde las legiones del personal sanitario, funcionarios públicos y privados que están en la primera línea de tratamiento, contención y las anónimas personas comunes-corrientes cultivando la solidaridad con quienes más lo necesitan a costa de su propia seguridad, hasta el pillaje y rapiña por equipos e insumos de protección y tratamiento practicados abiertamente por la dirigencia de algunos países de, y el perverso y aberrante dilema planteado por las élites políticas y económicas mundiales de escoger entre proteger la vida prolongando la cuarentena o reactivar la economía volviendo a la normalidad. Resulta ofensivo a la condición humana darle primacía a la economía sobre la vida argumentando que se ha detenido el aparato productivo, crecido el desempleo, etc., teniendo en cuenta que al 18-03-2020 existen 2.095 mil millonarios, tienen en términos brutos un patrimonio de 8 billones US$1. Bastaría que donaran 1% (80.000.000.000US$) para proteger la economía y seguir salvaguardando la vida humana con la cuarentena y enfrentando el Covid 19.
 
Frente a la pretensión de reducirnos a una condición operativa-instrumental, es pertinente reivindicar la contribución de la Actividad Física (AF), Educación Física (EF), Deporte (D), Recreación (R), Ocio (O) y Tiempo Libre (TL), en sacar, manifestar y socializar lo mejor de las personas.
 
Resulta de plena vigencia discutir sobre las políticas públicas (internacionales, nacional, regional, local) en AF, EF, D, R, O y TL. Si se parte de que un Estado democrático debe garantizar el bien común en cualquier circunstancia, en estos difíciles y complejos momentos es imperativo hacer una revisión sobre lo que ha sido dicha política pública, analizarla, evaluar y proponer elementos para su construcción colectiva y al servicio de la totalidad de ciudadanos y ciudadanas, situada en el marco de la pandemia vivida. Al respecto nos parece decisivo tener en cuenta que:
 
I.- La Actividad Física Escolar es fundamental centrarla en la recuperación y cultivo de su dimensión educativa. En ese sentido se propone2: a) Construir democrática y colectivamente la clase de EF, donde el ejercicio físico es un medio para la formación integral, crecimiento personal, realización individual y colectiva. b) Incorporar la AF a la cotidianidad de la dinámica escolar, convirtiéndola en un elemento regular, ordinario y fundamental, partiendo de que la escuela y/o liceo descubran -teórica y prácticamente- su valor e importancia productiva, formativa y placentera. c) El centro educativo desde la EF convoca a la participación democrática- participativa de docentes y demás integrantes del personal, representantes y demás miembros de la comunidad, en actividades recreativas familiares realizadas regularmente. d) Incorporación del juego autóctono, indígena, popular, tradicional, de la calle, etc., a la EF por su dimensión formativa integral y por su amplia y diversa significación social, histórica y cultural3. e) La EF se articula con el modelo deportivo nacional, contribuyendo con la detección de talentos. f) Cultivar la relación EF-proyecto del centro educativo, partiendo de entender y asumir que la EF es un elemento: fundamental en el proceso de formación integral a cultivarse en la educación, que alimenta y se alimenta de las demás áreas del Currículum; constitutivo importante del proyecto al cual enriquece, al mismo tiempo que se enriquece de él.
 
II.- La recreación, el ocio y el tiempo libre son escenarios sociales, actividades, procesos, cuyo objetivo -independientemente de que se compita o no- es el cultivo de la amistad solidaria y compartir placenteramente con amigos y amigas, celebrar la vida, formación integral, prevención de la salud, etc. 4. En esa dirección y teniendo como referencia las caimaneras o juegos de amigos y amigas de fin de semana, puede ser útil dotar a las acciones concretas de5: a) Carácter sencillo y autogestionario de su organización. b) La vestimenta, materiales de juego, infraestructura, logística y reglamentación, es la mínima indispensable, barata y muy sencilla. c) La premiación más importante es alcanzar o avanzar hacia el objetivo definido, concluyendo con una fiesta, celebración o gran encuentro para compartir. Independientemente del resultado todos los participantes son ganadores y deben ser reconocidos y premiados de la misma manera, lo más importante es su participación y el gusto que tuvo en hacerla junto a los demás.
 
III.- Cultivar, recolectar y sistematizar prácticas alternativas desde los movimientos y organizaciones sociales (populares, de la sociedad, civil, etc.), de la gente, para enriquecer la AF, EF, D, R, O y TL con experiencias corporales mucho más humanas.
 
IV.- Es imperativo en los actuales momentos colocar en el tapete del estudio y la discusión de las políticas públicas en AF, EF, D, R, O y TL, la orientación y direccionalidad del presupuesto6.
 
Lo definitorio o columna vertebral de una política pública es el PRESUPUESTO, su orientación y direccionalidad. Tal y como lo definió César Prieto Oberto, nuestro gran amigo, estupenda persona y militante de la esperanza, luchador de toda la vida por un mundo mejor, que ya cambió de paisaje pero su legado sigue vigente:
“el programa de gastos, plan de acción político y administrativo, expresado en términos financieros, de que se vale una organización para llevar a cabo su acción de gobierno. El presupuesto es el instrumento económico de que se vale la Planificación para alcanzar sus metas físicas: actividades, obras o servicios. En efecto, el presupuesto es un verdadero plan de acción político y administrativo. Los egresos previstos señalan las metas que aquél se propone alcanzar. Allí están sus prioridades. La asignación de recursos también está allí. Ellos reflejan con fidelidad, más que cualquier retórica, la orientación ideológica del gobierno. La ideología dice lo qué hay que hacer y para quién hay qué hacer desde el poder, y estas determinaciones se concretan, de manera importante, en el presupuesto del Estado. Por tanto, él es la expresión fidedigna de la orientación ideológica del gobierno” (Prieto, 2007: 201).
 
Tenerlo en cuenta nos lleva necesariamente a debatir públicamente y proponer en la política pública en AF, EF, D, R, O y TL, que el presupuesto debe ser orientado, dirigido y concentrado sus volúmenes mayores en proyectos y programas que beneficien a la mayoría de la población.
Revista nº25 ·  Periodicidad: Julio / Diciembre / 2020 ·  ISSN: 1989-2837

Nuestra revista

Ya está aquí nuestra última entrega:
Revista nº26 · Enero / Junio / 2021

Accede al índice de contenidos

Búsqueda dinámica

Buscar

Suscríbete gratis

¿Quieres recibir avisos sobre nuestras revistas y eventos? Envíanos tu email.

Enviar